Mi primera partida a Kill Team

Ayer jugué mi primera partida a Kill Team y os dejo mis impresiones después de haber leído el reglamento y haber jugado sin tener demasiada idea. Os cuento como me fue con el Culto Genestealer frente a los Tau.

Lo primero que tengo  que decir de este sistema de juego es sencillamente que me encanta. Ahora que estoy dándole al Culto Genestealer, sabéis todos que es un ejército tipo horda (para muestra, un botón), y el llevar pocas miniaturas se agradece muchísimo. Aún así, eran bastante miniaturas para ser Kill Team, 11 en total. Pero sigue siendo el Culto Genestealer, así que… ni tan mal.

A nivel de listas no importa demasiado la verdad. Simplemente fui para aprender y copié la primera lista de culto genestealer que encontré en internet. Y tan pancho. Básicamente eran 2 Neophyte Hybrids con ametralladoras pesadas, 2 con escopeta, 3 Acolyte Hybrid con sierras, Neophyte Hybrid lider con maza de combate.

Mi rival con Tau era una armadura mimética, un fire warrior, un dron de reconocimiento, un par de especialistas de radio y francotirador y unos cuantos drones telemétricos que quería probar.

A la hora de jugar es prácticamente igual que en Warhammer 40k, movimiento, disparo, psíquicos y combate. La particularidad es que para cargar, tienes que hacerlo en la fase de movimiento, así que no puedes mover antes. Descubrí de una forma algo tardía que una miniatura puede hacer fuegos defensivos varias veces por turno siempre y cuando no esté trabada. Si alguien piensa jugar Culto o una banda cuerpo a cuerpo, por favor, que lo tenga en cuenta y no sea como yo xD.

La fase de movimiento es prácticamente idéntica, mover y avanzar con sus penalizadores a las armas si es necesario. El culto tiene una habilidad que al principio de la partida a 5+ puedes mover hasta 6», cosa que me hubiese venido genial. Pero como soy tan lerdo, pues no la usé y me di cuenta en el turno 4 buscando estratagemas por la app del móvil. Me gustan los retos, ¿qué pasa?.

En la fase de movimiento puedes decidir «apostarte» esto quiere decir, que en la fase de disparo lo harías primero con esas miniaturas. Así que prácticamente toda la partida mis neófitos con metralletas pesadas se quedaron en el suelo apostados. Que no mataron nada, pero eh, Rambo tampoco acertaba todos los tiros.

La fase de disparo es diferente a 40k. Aquí quien lleva la iniciativa dispara primero pero de forma simultánea. Es decir, si yo tengo la iniciativa, dispararé primero una de mis miniaturas, después mi rival, después yo y así hasta terminar el turno. Si alguien ha dejado apostadas miniaturas, dispararán primero de la misma manera. Esto me gustó bastante, ya que te permite poder joder miniaturas rivales antes de que disparen y salvarte. Obviamente, contra Tau tenía las de perder si jugaba a esto, pero algo de disparo no está tan mal.

La importancia de las coberturas es vital, ya que estar en cobertura resta -1 al disparar. Si a eso le sumamos una larga distancia puedes tener un -2. Lo que significa que mi ejército dispararía a 6+ todos los turnos, con el consiguiente daño que esto conlleva. Así que si, si podéis, estar siempre en cobertura, a mi me sirvió.

La fase psíquica la ignoro, ya que no la hemos usado. En cuanto la juegue alguna vez, comentaré más.

En la fase de combate (mi preferida) las cosas se hacen prácticamente igual: una vez hecho el defensivo, tiras para llegar y cargas. Puedes hacer cargas múltiples (como mi Acólito asaltando a 3 drones, lider y fire warrior) y luego tu pile in de 3» para ponerte cerca del rival y demás. El Culto Genestealer le da bastante importancia a esta fase, así que habría que masterizarla más de lo que yo lo hago. Sea como sea, rajar con una sierra a unos Drones Telemétricos siempre mola. Y al lider, aunque no sufriera daños y con su escopeta casi me mate xd.

Y llegamos a la fase de moral. Si tus minis tienen heridas tienes que hacer el chequeo de liderazgo para ver si mueren o se quedan sacudidas. Cuantas más heridas superficiales tengan, más difícil será. En mi caso, tenía a todos mis acólitos tocados en el turno 3, y en la fase de moral se me quedaron sacudidos (es decir, que ni mueven ni atacan, ni hacen de nada) 4 preciosos acólitos que estaban a punto de asaltar. Así que en ese mismo turno casi que perdí la partida.

En definitiva y a modo de resumen, la partida cayó en un empate técnico con un punto obtenido de cada uno pero yo con apenas 4 minis de 11 en mesa. No hubo tiempo para más, pero un turno más y me asola. Pero bueno, para ser novato me voy con buen sabor de boca. Y ya el día que mi compi no juegue Drones telemétricos (que no hicieron nada prácticamente), pues será más complicado el poder siquiera empatar.

Así que gente, si queríais probar Kill Team, os lo recomiendo 100%. Es un sistema rápido, sencillo y en el que apenas juegas con 10 miniaturas, así que los puedes llevar en una mochila fácilmente.

Por mi parte seguiré jugando a Kill Team, una sola partida y ya me he enganchado a muerte. Eso sí, la próxima partida intentaré ir al menos habiéndome leído las estratagemas del Culto Genestealer, que tienen cosillas muy chachis que yo no usaba xD.

¿A vosotros que os parece Kill Team? ¿Jugáis o tenéis ganas de jugarlo?

Como siempre, podéis haceros colaboradores de este blog de Warhammer 40k. Si quieres ser redactor compartir tus artículos con la comunidad, sólo tienes que ponerte en contacto conmigo y publicaremos tus artículos.

En este articulo se habla de las siguientes unidades:

 

3 comentarios en “Mi primera partida a Kill Team”

  1. Kill team es un juego alternativo inspirado en el universo de warhammer 40000 que se aleja de las multitudinarias batallas entre inmensos ejércitos futuristas para centrarse en una dimensión mucho más concreta: las misiones y la cotidianeidad de un comando y sus miembros en los diferentes escenarios que pueblan un universo oscuro y nebuloso. Se trata de un juego con una infinidad de posibilidades narrativas, desde elegir un nombre para cada miembro del escuadrón hasta elaborar una historia que de identidad a los soldados que vamos a dirigir. Si nos dirigimos a la dimensión técnica, a la jugabilidad de kill team, nos encontramos un juego más cercano a otros juegos modernos que su hermano mayor, warhammer 40000: un sistema de turnos y disparo alternativo e infinidad de posibilidades en la fase de movimieto, en concreto, me llama la atención acciones como la de apostarse (un miembro de nuestro comando no se moverá pero mantendrá en la mira de su arma a nuestros enemigos) y carga, que ahora se ha situado en la secuencia de movimiento. También hay que tener en cuenta la moral, hablamos de un juego donde las bajas pueden repercutir en el estado psicológico del resto de guerreros y mantenerlos fuera de combate hasta que se repongan, otorgando mucha ventaja al jugador que sepa controlar bien la moral de su comando. En definitiva, considero que kill team es un juego equilibrado o, al menos, busca estar equilibrado, entre muchas diferentes razas y criaturas que abarcan un espectro de posibilidades tan grande como el propio universo de warhammer 40000.

  2. Olé tu pedazo de comentario!

    Tenemos que volver a jugar colega, ahora estoy totalmente enganchado xD

  3. Muchas gracias, igualmente, el artículo es muy interesante. Volveremos a poner a prueba la determinación de los guerreos del bien supremo pronto.

Deja un comentario