[Análisis] Las debilidades de los Demonios.

Ayer estuve viendo alguna partida del Adepticon 2013, en el que jugaban Necrones contra Necrones.

Viéndola me di cuenta de lo que ya sospechaba, y es que los demonios tienen algunas debilidades bastante bruscas para lo que es sexta edición. Voy a resumirlas.

En sexta edición, de la que llevamos casi un año ya, ha cambiado respecto a quinta, todos lo sabemos, por lo que ahora lo «importante» según mi punto de vista, sería lo siguiente:
1 – Los vehículos no son fortalezas como antes, pero son necesarios
2 – Las tropas de línea han ganado mucho ya que 5/6 de las misiones las gana la línea. 
3 – La movilidad es absolutamente necesaria
4 – Los voladores han ganado mucho y están en todas las mesas
5 – Los lanzallamas y barreras de artillería también han ganado mucho
6 –  Los aliados, capaces de hacer que un codex no tenga puntos «débiles»
7 – FP de las armas Cuerpo a cuerpo y ganada de los termis

Si no me dejo nada, con esto vemos que los demonios tienen algún que otro fallo y gordo.

1 – Apenas tenemos vehículos, y algunos de los que tenemos son bastante inútiles. No tenemos trasportes por lo que nuestras unidades van a llegar mermadas seguro.
2 – Nuestra tropa de línea sirve más para atacar que para capturar. Aún así, creo que los demonios tienen una tropa de línea bastante eficaz, sobre todo porque pueden ir 20 demonios por menos de 200 puntos con una calidad bastante aceptable. No todos pueden.
3 – De movilidad no nos podemos quejar, ya que podemos llegar al enemigo cuando «queramos».  Tenemos Despliegue Rápido en todas nuestras unidades. Muchas unidades son bestias o caballería. Otras flanquean o exploran, que no es nada malo, permitiendonos en el turno segundo ponernos en la cara de quien sea.
4 – De voladores, vamos bien, teniendo un buen antiaéreo por el aplastador de almas, cañón quad, criaturas monstruosas voladoras y también por aliados. También podemos poner 5 CMV en mesa, que es algo a tener en cuenta.
5 – Los lanzallamas nos comen y este es el mayor pero de los demonios. Un dragón del caos nos come totalmente. Incluso las hermanas de batalla nos pueden flambear con facilidad. Nos quitán la cobertura, nos herirán a 3+ normalmente y salvaremos a 5+ normalmente. Los bolters también nos fusilan, con la gran cantidad de saturación, y si es un Gris es como si acoplara sus bolters. Un factor muy a tener en cuenta. Aunque intentemos compensarlo con número, a veces puede fallar.
6 – Los aliados son la gran novedad, pudiendo usar varios ejercitos en una partida. Para los demonios si queremos que capturen, o metemos Caos ( y su dragón o incluso su Diablo de la Forja) o metemos Guardia Imperial. Los demás son aliados desesperados, que aunque pueden hacer un buen papel, sus líneas no capturan y por tanto, ya estamos fallando en el segundo punto.
7 – Nuestros desangradores, tienen Fp3 que no esta nada mal para lo que cuesta. El problema es hacerlos llegar, pero hay métodos. Las diablillas tienen miles de ataques acerados, que son incluso mejores dependiendo de la situación. Nuestras monstruosas tienen FP2 y nuestro escaso disparo, también tiene buen FP. No nos vamos a quejar.

En resumen: Los demonios son débiles a saturación, les afecta demasiado y con la cantidad de saturación AI que hay en estos momentos, es su GRAN desventaja. Llevamos pocos vehículos por lo que los cañones láseres irán todos al mismo, eso también es una desventaja. Si tuviesemos algún trasporte, como por ejemplo, los carros estos nuevos pudiesen llevar diablillas o desangradores, tendríamos bastante más hecho.

Esto no quiere decir que sea un ejercito malo ni mucho menos. Creo que es un ejército bueno, que es muy difícil de utilizar y que dará buenos resultados. (ya hay un demonio en el top 16 del Adepticon).

Y como siempre, mi idea de listas es algo que este equilibrado, en este caso, entre monstruosas y número. Al más puro estilo tiránido.

¿Qué os parecen los demonios? ¿Son muy débiles contra el resto de ejércitos? O por el contrario ¿Creéis que están «op» y se lo llevarán todo de calle?

Próximamente pondré por fin algunas listas y hablaré de los posibles aliados.